¿Cómo evaluar la usabilidad de un sitio web?

¿Cómo saber si un sitio web es fácil de entender por sus usuarios y cómo es la experiencia de estos?

¿Cuán intuitivo es su diseño?

Uno de los elementos principales que llevan al éxito a un sitio web es su facilidad de uso, independientemente de su propósito.

A este diseño que facilita la interacción se le llama usabilidad y aquí te voy a mostrar cómo desarrollar las pruebas de la usabilidad de una web.

¿Qué es usabilidad?

La usabilidad es un concepto que ha evolucionado como parte del enfoque de Diseño de Experiencia de Usuario (UX).

Se refiere al correcto funcionamiento de un producto digital (producto web en la mayoría de los casos) y que cualquier persona con pocas habilidades y experiencia pueda usarlo con el propósito previsto sin frustraciones ni obstáculos.

👉 Te puede interesar: ¿Cómo hacer la arquitectura de la información de un sitio web? Guía práctica

10 Principios de usabilidad

La usabilidad está determinada por 10 principios básicos propuestos por Jacob Nielsen en 1995. Si creas el diseño de tu web sobre la base estas pautas tienes una buena parte del camino adelantado; aquí los tienes para que los tengas en cuenta.

1. Visibilidad del estado del sistema

El sistema debe mantener informados a los usuarios acerca de lo que está ocurriendo, mediante una retroalimentación y en un tiempo razonable.

2. Relación entre el sistema y el mundo real

El lenguaje que utilices debe ser el de los usuarios, con palabras, frases y conceptos que les sean familiares, más que con términos propios del negocio en cuestión.

3. Control y libertad del usuario

Siempre debe haber una opción para salir de una operación no deseada. Los usuarios deben poder deshacer los cambios, así como repetir acciones ejecutadas con anterioridad.

4. Consistencia y estándares

Los usuarios no tienen por qué imaginar que diferentes palabras, situaciones o acciones significan lo mismo. Hay símbolos que se han convertido en estándares como por ejemplo en comercio electrónico: “el carro de la compra” y que no es aconsejable cambiar.

5. Prevención de errores

Se deben realizar diseños que prevengan que se produzcan errores. Siempre es preferible evitar la posibilidad de que el usuario comenta errores a informar al usuario de que los ha cometido.

6. Reconocimiento antes que recuerdo

La jerarquización, agrupación y presentación de contenidos ayudará, guiará y evitará la reiterada petición de información en la navegación del usuario. El uso de patrones y convencionalismos evita que los usuarios tengan que recordar.

7. Flexibilidad y eficiencia de uso

Es recomendable facilitar atajos a los usuarios expertos, no perceptibles para los principiantes y permitir personalizar aquellas acciones más frecuentes. Por ejemplo, el doble clic en Instagram para indicar “me gusta”.

8. Estilo sencillo y minimalista

Se debe jerarquizar la información de mayor a menor importancia, evitar el ruido visual generado por la acumulación de elementos y dosificar la información, evitando ofrecer todos los detalles de una vez.

9. Recuperación de errores

Expresar los mensajes de error en lenguaje natural (sin de códigos de error), indicando el problema de forma precisa y sugiriendo una posible solución.

10. Ayuda y documentación

Crear manuales, preguntas frecuentes o secciones de ayuda para proporcionar orientación en caso que el usuario no encuentre cómo realizar una tarea.

pruebas de usabilidad de una web

Pruebas de usabilidad

Las pruebas de usabilidad web son mecanismos para evaluar la facilidad de uso de un producto digital.

Son un deber profesional cuando trabajas en el diseño del producto, debes ponerte en contacto con tus usuarios reales y ver qué tan fácil les resulta usar tu diseño.

Dependiendo de los datos que busques obtener para comprobar la usabilidad, hay diferentes métodos de investigación.

Por ningún motivo debes interferir mientras los usuarios manejan el producto, el objetivo es que estés pendiente para que identifiques sus dificultades.

👉 Te puede interesar: 6 herramientas de modelado de software: visualiza antes, desarrolla después

Tipos de pruebas de usabilidad

A continuación, te presento algunas pruebas que puedes hacer:

  • Card Sorting: Se realiza para comprobar o realizar grupos de contenido y establecer jerarquía y consistencia entre ellos. Se le presentan tarjetas con los nombres del contenido y se pide al usuario que las organice y las clasifique.
  • A/B testing: Este tipo de prueba generalmente se realiza cuando ya hay prototipos funcionales del producto. Consiste en presentar 2 prototipos a los usuarios y pedirles que realicen diferentes tareas para elegir cuál presenta mayor facilidad de uso.
  • Prueba del primer clic: Se le pide al usuario que realice una tarea y lo que se evalúa es si el primer clic que realiza es correcto o si es una equivocación que no les va a permitir continuar con la tarea.
  • Evaluación heurística: En este método la evaluación se realiza a través de una inspección de la interfaz realizada por un experto en usabilidad que mide cómo se han puesto en práctica los principios de usabilidad y de diseño centrado en el usuario.

👉 Te puede interesar: Los patrones de diseño en el desarrollo de software

Pasos para planificar la prueba de usabilidad

1. Define los objetivos

Para definir los objetivos debes preguntarte qué quieres conseguir con la prueba de usabilidad, puede ser para implementar mejoras, hacer un rediseño o crear un producto totalmente nuevo.

2. Define las métricas

Utiliza métricas que te sirvan para tomar decisiones. Puede ser el tiempo que demora el usuario en completar la tarea, el número de errores que cometió, la facilidad con que interactuó con el sistema si experimentó algún estado de frustración.

3. Define el tipo de prueba

En correspondencia con los objetivos que definiste y con el tiempo que tienes y el presupuesto, elige qué metodología utilizarás para la prueba. (Evaluación heurística, a/b testing, card sorting, prueba del 1er clic, etc.)

4. Crea la documentación inicial

En este punto ya debes comenzar a documentar todo. Crea un documento donde dejes claro el nombre del producto, los objetivos que definiste, las métricas, la metodología que vas a utilizar, el perfil de los participantes y un breve texto de bienvenida a los participantes.

👉 Te puede interesar: Patrones de arquitectura de software: tipos y características

5. Define las tareas

Este es el punto donde debes definir las tareas que vas a dar a los usuarios para comprobar qué tan fáciles son de completar. Puedes pedirles de forma directa que las realicen, o crear una situación problémica que ellos deban solventar.

6. Recluta a los usuarios participantes

Intenta que sean los usuarios más relevantes que actúan con tu producto, con 5 usuarios descubrirás el 85% de participantes.

7. Conduce la prueba

Para realizar la prueba busca un lugar sin distracciones, comprueba que los dispositivos funcionan correctamente y que los participantes están dispuestos. Luego de darles la bienvenida comienza con las tareas y al final de cada una pide que califiquen su facilidad.

Recuerda mantenerte neutral durante el proceso y tomar nota de todo lo que ocurre. Al final debes dar un agradecimiento y si es posible algún incentivo.

8. Analiza los resultados y preséntalos

Para finalizar luego de procesar todos los datos, elige una forma para visualizarlos y presentarlos al equipo para tomar decisiones e implementar las mejoras.

Recuerda que la usabilidad es uno de los indicadores de calidad más importante en productos digitales. Gran parte de que los usuarios-clientes vuelvan una y otra vez a utilizar los servicios de tu sitio web depende de lo fácil que sea interactuar con su interfaz.

Yelianis Orta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.